dimecres, 17 d’octubre de 2012

Otoño sin hojas


Éste otoño no llega el águila en migración,
y apenas el cielo regresa celeste.
En tonos descubro mi atención,
que a medida que la espero se pierde.

Con su botín de guerra desarmaron mi flor
y sus pétalos violáceos abandonaron el verde,
de las hojas ahora secas y sin ardor,
que aposentaron sus raíces en mi mente.

E inmóviles e inmutables ahí se mantienen.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada