dissabte, 17 de novembre de 2012

Destrucción

Hoy llegaron las máquinas,
devastaron mi hábitat,
escupieron mi respeto,
esculpieron mi lápida.

Quemaron las mil páginas
donde gritaba mi alma,
hicieron arder los versos
que aún me representaban.

El humo que susurraba
empezó a no decir nada,
y el vacío del silencio
enmudecía mis palabras.

Yo sólo quería aprender
en la escuela sin entradas,
y pintar el casto lienzo
de notas y de metáforas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada