dilluns, 7 de maig de 2012

Acorazonar y no abrazar


La muralla se defendía ante el mar
y la Luna egocéntrica se hacía rogar,
dibujada en mi vista con un compás
nunca mostraba su oscruidad.

De esta sensación hace tiempo ya,
y si visitas mis versos la encontrarás,
presa es la Luna en mi cárcel mental
y tú tienes la llave para entrar.

Morena te escribo sin más,
que ante la sociedad estuvimos en guerra,
y a pesar de mi mala caligrafía
tú siempre entendiste mi letra.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada