dijous, 1 de març de 2012

Retórica

Aliterando alteradamente las altas palabras,
escribí en boli, en un folio, mil paronomasias,
comparando como aquél que observa,
entre calambures noté mucha hacha, muchacha.

Mi cabeza caminaba ya en sinécdoques,
y la dilogía de las llaves observaba,
derivaciones cantaban mi canción cantada,
y enormes como nunca eran mis hipérboles.

Subía la subida pensando en pleonasmos,
y como antítesis callaba mientras tu hablabas,
vivo y muerto en dilogía estraña,
mis perífrasis dieron mi alma a Diós.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada