diumenge, 18 de març de 2012

Bisiesto

Si fuera éste el año pasado
ya estaríamos hoy en marzo.
Hoy añaden un día al paro,
destruyendo el calendario.
Y aunque sea un día estable, cálido,
sumado a tu calor para mí lo es demasiado.

Empiezo a descubrir mi amor al teatro
cuando fríamente aguardo mi enfado,
ante la injusticia de ver que la vida
regala tus besos a un cuerpo de al lado.
Pero el cambio es destino, y el destino es cambiado:
ríete de mí por haberme callado.

Sube por el árbol el caracol colocado,
y huye el conejo hacia el inmenso prado,
por una acequia seca, camino a tu palacio,
suenan las campanas y tú sentada en el banco.
El amor es ciego, pero tengo el olfato
de tu bandera craneal tendida en mi brazo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada